Noticias

Subsecretaría de Prevención del Delito instala la Fuerza de Tarea contra el robo violento de vehículos en Arica y Parinacota

  • Entre otras medidas, esta instancia contempla fortalecer las fiscalizaciones de los vehículos sin placa patente, mejorar la gestión de aparcaderos municipales, fortalecer el rol fiscalizador de las plantas de revisión técnica e impulsar un plan de recuperación de vehículos. Además, llegarán a la región dos escáner detectores de vehículos robados para apoyar la labor de la PDI.

Prevenir los robos de vehículos, desarticular las bandas dedicadas a este delito y restituir los automóviles a sus propietarios legítimos. Estos son los objetivos centrales que tendrá la Fuerza de Tarea contra el robo violento de vehículos que la Subsecretaría de Prevención del Delito ha decidido instalar en la Región de Arica y Parinacota.

Las principales medidas acordadas por esta instancia fueron fortalecer las fiscalizaciones de los vehículos sin placa patente, mejorar la gestión de aparcaderos municipales (puesto que son lugares frecuentemente utilizados para blanquear vehículos), fortalecer el rol fiscalizador de las plantas de revisión técnica e impulsar un plan de recuperación de vehículos. Se trabajará especialmente para identificar la identidad original del vehículo, a fin de investigar la cadena completa del delito, desde el robo hasta su “blanqueo” y reducción. Para esto, se entregaron 130 escáner detectores de automóviles robados a la PDI, dos de los cuales llegarán a Arica y Parinacota.

Esta Fuerza de Tarea se suma a otros esfuerzos que ha desarrollado la Subsecretaría de Prevención del Delito, en conjunto con Carabineros y otras instituciones, para enfrentar los robos de vehículos en la región, entre ellos, fiscalizaciones del SEBV de Carabineros y campañas preventivas. Gracias a estas acciones, han aumentado 78% los detenidos y un 10% la recuperación vehículos. Asimismo, entre mayo de 2022 y mayo de 2023, se han desarticulado 11 bandas delictuales y 3 organizaciones criminales, con un total de 190 detenidos involucrados en este fenómeno delictual.

La instancia que se acaba de instalar en Arica y Parinacota se basa en la colaboración entre instituciones públicas y privadas y comenzó a operar en abril del año pasado en la Región Metropolitana, donde gracias a una inversión de más de 1.400 millones de pesos y a una serie de medidas en coordinación con las policías se logró reducir este delito a su cifra más baja desde enero de 2022. Es por esto que el Gobierno decidió replicar esta experiencia en el resto del territorio nacional y, a la fecha, ya lo ha hecho en las regiones del Biobío y Valparaíso.

Entre otras medidas, a nivel nacional la fuerza de tarea contra el robo de vehículos ha contemplado, además de las medidas ya mencionadas, el reforzamiento del Plan Antiencerronas de Carabineros en la Región Metropolitana, la promulgación ley “Placa Patente 0 días”, el enrolamiento para evitar “blanqueo” y la transferencia de recursos a la PDI para fortalecer sus capacidades de recuperación de vehículos.

Finalmente, para 2023 se han estipulado cinco líneas de trabajo que se llevarán cabo en todo el país. En primer lugar, desde enero de este año, comenzó el funcionamiento de un mecanismo de evaluación del sistema de enrolamiento y su impacto en investigaciones penales, con el objetivo de detectar inscripciones de vehículos adulterados (blanqueados) en el Registro de Vehículos Motorizados del Registro Civil. En segundo lugar, se creó un subgrupo con el Ministerio de Obras Públicas y COPSA para aumentar la seguridad en las autopistas urbanas.

Otra de las acciones acordadas es realizar un levantamiento de propuestas de modificaciones legales y otras normas destinadas a prevenir el robo de vehículos y mejorar la persecución penal. Por ejemplo, para incorporar sistemas de marcajes de vidrios y espejos, desincentivar el delito de receptación, cancelar placas patentes de vehículo declarados con pérdida total y reestructurar las sanciones relacionadas a la mala utilización de placa patente.

Por último, se ha decidido fortalecer las acciones en las regiones con mayor alza de delitos, a través de las Coordinaciones Regionales de Seguridad Pública, y diseñar una campaña comunicacional que tenga como objeto generar conciencia en la ciudadanía para evitar la compra de vehículos que puedan estar adulterados.