Noticias

#SiNoMeMarcanNoMeAsaltan: El proyecto presentado por el senador Insulza para frenar los asaltos de “salida de banco”

 En una alianza de los senadores Insulza y Walker con el Ministerio Público, se presentó un Proyecto de Ley que tiene por objeto el regular la seguridad en las cajas de atención al público de instituciones bancarias y financieras.

El proyecto plantea la prohibición de sombreros, lentes y dispositivos electrónicos como celulares al interior de estos recintos; así como también la separación del área de cajas de las salas de espera.

El senador por la región de Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, explicó en su espacio radial Arica Piensa en Grande, sobre el problema de la falta de privacidad del cliente en un banco o institución financiera al momento de realizar transacciones frente a una caja. “Con mis asesores analizamos entre los proyectos pendientes en materia de seguridad, el que se pueda proteger a la gente que saca planta del banco y es asaltada a la salida. Nos pusimos a trabajar en eso y el problema es bien grande, porque ha aumentado de 95 a la fecha, pero del año pasado, con los 160 que llevamos este año en igual cantidad de tiempo”.

El proyecto en sí, incluye tres ejes principales: La prohibición del uso de celulares u otros aparatos de comunicación que permitan el uso de fotografía o mensajería, la separación del área de cajas con la de espera, a través de barreras visuales, y la prohibición del uso de sombreros, anteojos de sol u otros accesorios que dificulten la identificación de quienes ingresen al recinto.

El parlamentario subrayó sobre estas prohibiciones, “Si bien confieso alguna de estas medidas son bastante drásticas, impediremos que la información de la cantidad de dinero que saca tal o cual persona, salga hacia afuera; al mismo tiempo que debemos tener proyectores o biombos que separe el sector de cajas de la sala de espera. Esto ha dado resultado en Argentina, por ejemplo, y entiendo que también existe legislaciones similares en otros países de la región”.

El legislador socialista, afirmó estar entusiasmado por el buen recibimiento que ha tenido este proyecto. El siguiente paso es que, la próxima semana, el proyecto sea discutido en la Comisión de Seguridad del Senado, donde vamos a saber lo que dicen los bancos al respecto; lo importante es que estamos trabajando en este proyecto de carácter fundamentalmente preventivo y que debería terminar con un delito que ha aumentado de manera estrepitosa”, finalizó.