Noticias

“Sin esta ayuda no hubiéramos podido salir a pescar palometas el año pasado”

  • Claudia Soto Arias es pescadora artesanal con 20 años de experiencia y a través del PAR Chile Apoya Mujeres de Corfo, que financió el Gobierno Regional, reparó su embarcación y compró equipamiento para mejorar su emprendimiento.

“Sin Corfo y el Gobierno Regional no hubiéramos podido salir a pescar palometas el año pasado”. Con esta frase la pescadora artesanal y patrona de pesca Claudia Soto Arias resume la trascendencia que significó para su emprendimiento el subsidio otorgado a través del programa Proyectos de Apoyo a la Reactivación (PAR) Chile Apoya Mujeres.

Esta iniciativa contó con el financiamiento del Gobierno Regional y Consejo Regional, permitiéndole recibir 4 millones de pesos, recursos con los cuales reparó su embarcación: Sebastián I, además compró equipamiento y artes de pesca para palometa, bacalao “y otras especies que podemos capturar”, subrayó esta ariqueña con más de 20 años de experiencia en el mar.

EMPRENDEDORA

Claudia Soto es madre de 3 hijos (Camila, Diego y Sebastián), pertenece a una familia de mar, por lo que se transformó en la primera pescadora de altura a nivel nacional. Se desempeña como emprendedora con productos marinos envasados en su negocio “Claudia Soto Ahumados y Productos del Mar”, sala de procesos habilitada en su domicilio: Los Laureles 2160, población Olivarera.

Destacó que llegó a Corfo en búsqueda de financiamiento. “Por problemas económicos llegamos a este programa de Corfo, apoyo con recursos regionales que fue de gran ayuda, porque teniendo buenos instrumentos tendrás una buena pesca”.

Con los recursos, Claudia invirtió en la reparación de la cabina de Sebastián I, embarcación a la cual incluyó un nuevo GPS-Ecosonda de 500 metros, que permite medir temperatura del agua, coordenadas y marcar zonas de pesca; una nueva carta de navegación; y material de trabajo (cordel, anzuelos, filamentos, etc).

“La verdad es que sin la ayuda de Corfo y del Gobierno Regional de Arica y Parinacota no hubiéramos podido salir a pescar palometas el año pasado y no estaríamos con este producto de palometa curada”, puntualizó.

Entre los productos que comercializa, destacan mono, bacalao, palometa, todas especies de captura en altamar. “Soy pescadora de altura y me embarco junto a mi equipo en faenas que superan los 15 días en altamar, de acuerdo con la especie que puedo capturar, según sea la temporada”.

Agregó que “la sala de procesos cuenta con resolución sanitaria y procesamos filetes congelados de pescados en porciones para familias y restaurantes de Arica. Tengo iniciación de actividades desde el 2012 y siempre he querido vender y consumir los productos locales en la región”.

El brazo derecho de Claudia en su emprendimiento es el patrón de pesca Segundo Hernández, carpintero de ribera, quien arregló la cabina e instaló la tecnología en la embarcación Sebastián I. Además, trabaja junto al chef Alexis Alcayaga, con quien han creado algunos productos para el negocio.

Actualmente Claudia Soto es la presidenta de la Cooperativa Mujeres de la pesca artesanal y borde costero de Arica-Camarones, entidad con la cual se encuentra realizando por estos días una Misión Comercial para empresas del agro y alimentos en Asunción, Paraguay, donde presenta sus productos estrella: sal de piure, sal de erizo, sal de ajo, y extractos de piure, erizo y ajo, todos envasados y etiquetados.

Esta patrona de pesca sueña con su gran desafío: exportar el bacalao que ella misma captura en altamar. “Mi gran desafío es llegar a exportar el bacalao que pesco con mi embarcación, por eso que habilitamos esta sala de procesos, participo en seminarios, talleres, ojalá poder viajar en busca de los mercados. Seguiré buscando apoyo económico para comprar la materia prima y terminar exportando ¿Por qué no?”, concluyó.