Noticias

Se aprueba Ley de Envejecimiento Positivo y senador Durana indica que debe perfeccionarse en su discusión en particular

Haciendo hincapié en que la Red del Adulto Mayor de Arica que no está a favor del Proyecto de Ley Envejecimiento Positivo, por no considerarse las observaciones de la sociedad civil y no ajustarse a los convenios internacionales ni a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de los Mayores, el senador José Miguel Durana dio su respaldo a la iniciativa que se aprobó en el Senado.

La iniciativa vuelve a la Comisión del Adulto Mayor de la Cámara Alta para su discusión, perfeccionamiento y análisis en particular y su objetivo fundamental es promover el envejecimiento positivo, el cuidado integral de las personas mayores, el fortalecimiento de la institucionalidad del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) y crear una modalidad de trabajo flexible para la tercera edad.

El parlamentario gremialista mencionó que la iniciativa promueve la igualdad de oportunidades y la vida digna de las personas adultas mayores en todos los ámbitos de la sociedad; su participación en la formulación de políticas públicas dirigidas a ellas y el disfrute de una vida plena, independiente y autónoma.

“Para ello, debe respetarse, en todo momento la independencia y autonomía en la vida diaria de los adultos mayores, garantizando su igualdad en el ejercicio de sus derechos, así como resguardando que no sean discriminados, dadas las limitaciones y condiciones propias de su edad y género”, precisó el legislador.

Sostuvo que no podría existir una real inclusión de los adultos mayores sin que exista una política de educación que derive en el buen trato hacia ellos, así como una política de protección ante las situaciones de abandono e indigencia en que lamentablemente muchos se encuentran en nuestro país.

Detalló que el proyecto asume una visión respetuosa de la autonomía de la persona adulto mayor, respetando sus preferencias y opciones, teniendo en cuenta su propia identidad. Con ello, se busca avanzar en la cultura inclusiva de la vejez, haciendo participes a los adultos mayores en distintos ámbitos de la sociedad y en instancias de participación ciudadana.

“Además, se robustecen beneficios ya existentes y se crean nuevos organismos que permitan asegurar el cumplimiento de lo establecido en el Proyecto, junto con la promoción de nuevas políticas públicas en favor de las personas adultos mayores, y de las cuales ellos pasaran a ser protagonistas en su creación”, afirmó el legislador UDI.

En este mismo contexto, destacó que es clave el rol que los gobiernos locales adquieren lo largo del proyecto, ya que la evidencia internacional demuestra que es mejor este tipo de regulaciones, crear normativas con enfoque territorial, local y comunitario. También, se promueve el derecho al trabajo con un contrato laboral especial para las personas mayores, que es optativo, y que regula aspectos que se consideran necesarios para dar mayor protección a los derechos de las personas.