Noticias

Respaldan por otros 90 días presencia de Fuerzas Armadas en las fronteras

Con el voto unánime, el Senado respaldó el oficio del presidente de la República en que solicitó que se prorrogue -por otros tres meses- la medida que permite que las Fuerzas Armadas, de Orden y de Seguridad resguarden las áreas de zonas fronterizas en las regiones de Arica y Parinacota, de Tarapacá, y de Antofagasta.

Con esto, se permite mantener la aplicación del sistema de infraestructura crítica en la macrozona norte y reforzar el control de las fronteras en esa zona, sin embargo, para el senador José Miguel Durana (UDI), ha transcurrido más de un año de la aplicación del sistema de infraestructura crítica, por lo que se hace necesario evaluar la eficacia del Decreto Supremo No. 78 de 2023.

“Las facultades contempladas por el Decreto son bastante irrelevantes en relación al ingreso de inmigrantes irregulares, la nefasta situación de seguridad pública en el norte y el absoluto descontrol existente en el ingreso de productos vegetales y animales, haciendo ilusoria las barreras fitosanitarias que deben proteger al sector agrícola y ganadero de Arica y Parinacota”, afirmó el legislador.

El senador quien integra la Comisión de Seguridad Pública del Senado, enfatizó la necesidad de aumentar las facultades de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública, así como la asignación de mayores recursos para el control de nuestras fronteras, dado que hoy solo están facultadas para realizar controles de identidad de las personas que ya ingresaron al territorio nacional por pasos no habilitados.

“Las FFAA y de seguridad sólo están facultados a detener en caso de flagrancia o se registrare una orden de detención pendiente, lo cual debe pasar, claro está por poder determinar la identidad de la persona y si no hay posibilidad de identificarla, deben conducirla al recinto policial correspondiente para proceder a su identificación, dejándose luego en libertad, sino existen órdenes de arresto en su contra”, remarcó el parlamentario.

Agregó que con la presencia de las Fuerzas Armadas en la frontera sólo se ha logrado una disminución de un 17% del ingreso irregular y si se compara con las expulsiones efectivamente realizadas, el resultado es lamentable. “Por otra parte, a marzo de este año, el SAG informa de la intercepción de 115 kilos de productos de alto riesgo sanitario que ingresaron ilegalmente al país a pesar de la vigencia de este Decreto”.