Noticias

Nace una nueva fiesta en Arica: Festival del Chancho la rompió en Acha

Alcalde Gerardo Espíndola destacó la capacidad de autogestión de los vecinos y vecinas que fueron capaces de organizar una gran jornada comunitaria.

Una irresistible y exquisita mezcla de ricos sabores, música y cultura, se conjugaron en la primera versión del Festival del Chancho que los vecinos de Acha organizaron, en el marco del convenio firmado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Fundación para la Superación de la Pobreza, la Dirección Municipal de Cultura y la Dirección de Desarrollo Rural de la Municipalidad de Arica.

En la fiesta comunitaria había de todo, desde chancho al palo, pasando por venta de artesanía y especies arbóreas, y terminando con tiernos merenguitos de maracuyá. Pero los cientos de ariqueños que llegaron al kilómetro 5 y medio de Acha, no solo degustaron las exquisiteces de la zona, sino también, gozaron con un show musical con sonido y escenario de primer nivel. Un siete para los artistas ariqueños.

El alcalde Gerardo Espíndola dijo que “el primer Festival del Chancho realmente ha sido sorprendente. Ha sido sorprendente la respuesta de la gente, pero, sobre todo, sorprendente la organización de los vecinos del poblado de Acha.

Autogestión 

“Esto es pura autogestión. Los organismos públicos que participamos de este gran evento, solo fuimos facilitadores. Aquí los que son dueños de esta organización son los vecinos y sus dirigentes sociales.  De aquí en adelante tienen que venir muchos más festivales del Chancho en la quebrada de Acha”. 

“Estoy agotadísima, hay demasiada gente. Desde Acha invitamos a la gente a pasarlo bonito y compartir en familia, porque aquí hay comida de sobra”, dijo con orgullo la vecinay experta cocinera,María Adriana Mamani.

Chanchos criollos

Para que se nos haga agua la boca, María comentó que “el chanchito es más rico en Acha porque son chanchos criollos, están alimentados con verduras y especies naturales. No como esos que vienen congelados de afuera”. 

La presidenta de la Comunidad Agrícola Esperanza y Juan Pablo II, Viviana Guerra, indicó que “esto comenzó con la Mesa de Cultura y se suponía que iba a ser un karaoke vecinal y terminó transformándose en un festival”.

“Todos cooperamos, un vecino dijo yo pongo el escenario y la amplificación. Los artistas llegaron haciendo un aporte de corazón. Realmente, este pueblo se remeció. Por eso, estamos orgullosos y emocionados”, confesó con una carita feliz, Viviana.

“Esta actividad partió como un Encuentro Cultural dentro de la misma comunidad de Acha. Sin embargo, debido al interés y apoyo de los vecinos, fue avanzando en algo de mayor y aumentó su parrilla programática, incluyendo la elección de reina y la venta alimentos”, destacó la encargada de la Dirección Municipal de Cultura, Karina León.