Sociedad

Municipio y Seremi de Transportes priorizaron iniciativas de alto impacto vial para ejecutarlas el 2022

La cartera de gobierno solicitó la colaboración del municipio, para que sea el ente ejecutor de proyectos que apunten a reforzar el control vehicular en la comuna.

Una primera reunión de trabajo, que sirvió también para el saludo protocolar, sostuvo el alcalde de Arica Gerardo Espíndola con el seremi de Transportes y Telecomunicaciones Pablo Maturana, oportunidad en la que fueron discutidas una serie de iniciativas de alto impacto vial que pueden ser ejecutadas durante el presente año.

La Seremi de Transporte no es un organismo ejecutor de proyectos, sino que es el responsable de validar y autorizar propuestas que involucren al tránsito de la región. En este sentido, el organismo presentó a la Municipalidad distintas acciones que han venido trabajando, con el fin de que el gobierno comunal pueda presentarlas y llevarlas a cabo durante el 2022.

La primera de ellas es la construcción de un bypass en la intersección de avenidas Santa María con Luis Beretta Porcel, que permita el tránsito de camiones de norte a sur sin ingresar a Santa María, debido a que esta situación ha sido causal constante de accidentes.

La segunda apunta a la instalación de paraderos que vengan a complementar el circuito considerado en el nuevo sistema de transporte público, que la Seremi de Transporte espera poner en marcha durante el 2023.

Fue una buena reunión con el nuevo seremi de Transportes para poner énfasis en algunos elementos que son claves para nuestra ciudad como, por ejemplo, el transporte público. Desde la Municipalidad hemos empujado desde hace bastante tiempo a través de nuestro Plan de Movilidad Urbana, la vital importancia del transporte público en nuestra ciudad y para ello tenemos que generar una serie de condiciones que fueron las que vimos hoy con el seremi”, señaló al respecto el alcalde Espíndola.

Además de estos proyectos, las autoridades pusieron sobre la mesa la necesidad de reforzar la fiscalización a vehículos particulares. En este sentido, fue propuesta la creación de una mesa de ordenamiento vehicular, que involucre a la Seremi, al municipio y a Carabineros, los tres entes con atribuciones para fiscalizar.

Además, se suma la intención de reforzar las medidas de control y mitigación en torno al Terminal Internacional, buscando alternativas para ir en apoyo del gremio de taxis internacionales ante la inminente puesta en marcha del rubro, tras dos años de suspensión por pandemia.

El seremi Pablo Maturana indicó tras la reunión que “de acuerdo al diagnóstico que hemos trabajado estas primeras semanas, es que tenemos una cartera de proyectos de alto impacto que hemos venido a ofrecer al municipio como organismo ejecutor, para que podamos trabajarlos y ejecutarlos durante este año o el próximo, que se asocian principalmente al ingreso de camiones y al transporte público de la ciudad”.

A %d blogueros les gusta esto: