Noticias

Municipio inició campaña de “No más fuegos artificiales” en fiestas de fin de año

La campaña apunta a no utilizar los fuegos artificiales por el peligro y el riesgo de accidentes ocasionados por la manipulación de los mismos y los daños sicológicos a los que se ven expuestos aquellos que sufren de algún trastorno.

Con la participación de intituciones públicas y privadas, la Municipalidad de Arica realizó una reunión de coordinación para la campaña “No más fuegos artificiales”, con la finalidad de sensibilizar a la comunidad en el daño que provoca no solo a los animales, sino que a niños y niñas con Trastornos Cognitivos.

La campaña apunta a no utilizar los fuegos artificiales por el peligro y el riesgo de accidentes ocasionados por la manipulación de los mismos y los daños sicológicos a los que se ven expuestos aquellos que sufren de algún trastorno.

Al respecto, el alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, señaló que “no a la manipulación casera, hay que recorder que es un delito, se pueden ir presos por comprar, vender o manipular este tipo de artefactos que está controlado por la Ley de Control de Armas y Explosivos, asi que por favor que la gente no corra riesgos. Nosotros como Municipalidad no vamos a tirar fuegos artificiales”.

Si bien la campaña es lanzada en diciembre debido al incremento de la comercialización ilegal de pirotécnica por las fiestas de fin de año, la idea es mantener las políticas y acciones adoptadas en esta instancia durante todo el año, reforzando así la concientización y fiscalización en torno a la materia.

“Para nosotros ha sido primordial evitar los fuegos artificiales y las quemaduras en niños, niñas y adolescentes a los largo de nuestra trayectoria como Coaniquem, los fuegos artificiales con ingobernables, son muy dificíles de controlar por eso agradecemos profundamente a la Municipalidad de Arica por esta campaña”, indicó Francisca Espinoza, coordinadora regional de Coaniquem.

Por otra parte, los animales también sufren con los fuegos artificiales, en algunos casos pueden llegar a sufrir de estrés o en algunos casos la muerte.

“Es una manera de educar a la población, yo creo que la comunidad va a entender muy bien el mensaje de no fuegos artificiales, porque afecta a toda la población en general, estamos hablando de personas que tienen algún tipo de condición cognitive y a la fauna silvestre”, indicó Claudia Valderrama, presidenta de la agrupación Observadores de Aves.

La acción es liderada por la Municipalidad y cuenta con la participación de Coaniquén, el Departamento de Gestión Ambiental y las Agrupaciones de Personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA); Oficina Comunal de la Discapacidad, agrupación de animalistas, entre otras.