Noticias

Más de cien niños y niñas cerraron el taller de futbol de verano impartido por la Municipalidad

Padres y apoderados agradecieron al municipio por el trabajo desarrollado con los futbolistas del futuro.

Hasta la cancha dos del Estadio Carlos Dittborn Pinto, llegó el alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, ocasión en la que participó del cierre del Taller de Futbol de Verano, que impartió la Municipalidad de Arica, a través del Departamento de Deportes y Recreación y que congregó a más de 132 niños, niñas y jóvenes.

Las y los niños se levantaban muy temprano, se ponen la camiseta de la selección chilena y, en compañía de sus padres y abuelos, llegan al mundialista donde con la pelota pegada al pasto, sueñan con alcanzar las metas que lograron sus ídolos Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

 “Esto nos deja contentos, ya que, en el fondo, lo que buscamos con esto es potencia el deporte y tener una ciudad más sana, trabajar con las niñas y los niños, combatir la delincuencia, una serie de elementos positivos que están detrás de una actividad tan bonita como el deporte, sobre todo el futbol que s todos y todas les gusta”, indicó Espíndola.

Respecto al taller de futbol, el jefe comunal señaló que este continuará por el todo el año, noticia que fue bien recibida por los padres y apoderados y por supuesto por los más peques.

Para el concejal Max Shauer, manifestó que, “es espectacular para nuestros niños, a seguir trabajando por el deporte y por sobre todas las cosas agradecer el gran compromiso de los papás que sin ellos no sería posible esta actividad deportiva”.

Los padres agradecieron a la Municipalidad por el taller impartido en temporada veraniega, “Mis hijos están despiertos desde las ocho de la mañana, no tienen problema para levantarse, disfrutan, el profesor super entretenido, super didáctico, han hecho amistades que no tenían, maravilloso el taller”, señaló Termutix Bustamante, madre de uno de los jugadores.

Espectacular el taller, nada que decir, el profesor a disposición, todos los días acá de lunes a viernes, incluso los sábados, los apoderados se apoyó harto y ojalá se siga todo el año”, indicó Marcelo Donoso, padre de pequeño crack.