Policial

Fiscalía y PDI desbaratan organización criminal transnacional dedicada al tráfico de migrantes

Brigada Investigadora de Trata de Personas (Bitrap) Arica, en trabajo conjunto con Fiscalía de Arica, desbarata organización criminal dedicada  al tráfico de inmigrantes .

ras semanas de investigación y luego de coordinar un mega operativo simultáneo en diversos sectores de Arica y en la ciudad de San Fernando, en la Región de O´Higgins, la Fiscalía de Arica y la Brigada Investigadora de Trata de Personas (Bitrap) de la PDI, lograron desarticular una organización criminal transnacional dedicada al delito de tráfico de migrantes, estableciéndose que ingresaron a nuestro país a más de 1.700 personas de nacionalidad extranjera a través de pasos fronterizos no habilitados, a cambio de dinero.

La operación denominada “Arca de Noe”, concluyó con la detención de 13 imputados, 8 de ellos extranjeros, los que integraban una organización con roles claramente definidos. Así, la investigación dirigida por la Fiscalía del extremo norte estableció que la red criminal se encargaba del ingreso clandestino de los migrantes a Chile, además de su traslado y alojamiento en residenciales y su posterior viaje vía aérea o terrestre a otras regiones del país. Asimismo, montaron agencias de turismo virtuales, ofreciendo y promocionando, a través de redes sociales, la migración ilegal a nuestro país.

La indagatoria de la Bitrap Arica incluyó diversas diligencias investigativas, como interceptaciones telefónicas y seguimientos, entre otras, que permitieron detectar y conocer la estructura de esta organización criminal transnacional. Así, mientras algunos miembros cumplían la función de “coyotes” al guiar a los migrantes en su ingreso clandestino a Chile, otros los esperaban en suelo chileno y se encargaban de su traslado hasta residenciales e inmuebles donde se ocultaban. De manera paralela, otros imputados tenían la función de adquirir pasajes aéreos o terrestres para que los migrantes viajaran a su destino final. En este contexto, se estableció que entre los meses de enero a marzo de este año la organización adquirió un total de  1.775 pasajes en diferentes aerolíneas.

La organización, que además gestionaba PCR falsificados, cobraba entre 200 a 800 dólares a cada extranjero, dependiendo de los servicios que requería.

Tras reunir diversas pruebas y antecedentes que acreditan el actuar de esta organización, este martes se llevó a cabo un mega operativo de la PDI. El que permitió allanar varios inmuebles en Arica y uno en San Fernando, concretando la detención de 13 imputados. En uno de los domicilios se encontró a 9 migrantes que habrían ingresado clandestinamente al país. Toda la diligencia fue dirigida por la fiscal jefa de la fiscalía de Arica, Trinidad Steinert y el fiscal Gonzalo Figueroa.

Los imputados pasaron este miércoles a control de detención y están siendo formalizados por la Fiscalía local en calidad de autores del delito de tráfico de migrantes agravado y asociación ilícita para el tráfico de migrantes.

Para el Fiscal Regional Mario Carrera, “se trata de una investigación de alta complejidad con un alto número de imputados y que corresponde a una organización criminal trasnacional que mantenía roles definidos para cada miembro y de los cuales logramos determinar su grado de participación en esta estructura. Derechamente operaban como una empresa o industria; es decir, habían líderes que tomaban las decisiones, gente que financiaba las operaciones y otros que iban cumpliendo tareas operativas. Como fiscalía de Arica y Parinacota hemos puesto el foco en la persecución de crimen organizado, tanto en delitos de tráfico de drogas, de migrantes y todos los que tengan características transnacionales y en este sentido siempre señalamos que somos una fiscalía estratégica para el país, considerando que somos una región bifronteriza y que la importación de nuevos fenómenos criminales pueden extenderse al resto del país”, expresó.

En tanto, junto a la presencia de la Jefa de la Región Policial Arica y Parinacota de la PDI, el jefe de la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Norte (Preanconor), prefecto Rodrigo Fuentes, se refirió a la importancia de esta investigación,  señalando  “este es el resultado de un trabajo multidisciplinario y especializado por un gran trabajo investigativo. El que corrobora el compromiso Institucional en contra del crimen organizado y estas bandas, que se dedican a lucrar con personas necesitadas. Por esta senda continúa la Policía de Investigaciones, amparada bajo la ley que nos permite colocar a los imputados a disposición del Ministerio Público”, concluyó.