Noticias

Estudiantes del Valle de Azapa participaron de talleres experimentales sobre el uso sostenible del agua y la camanchaca

En el marco del proyecto “Transferencia Tecnológica Social basada en la Captación de Agua Niebla para Zonas Rezagadas: Un Pilotaje de Atrapanieblas, código BIP 40047044”, estudiantes de la Escuela Darío Salas y del Liceo Agrícola participaron de esta iniciativa financiada por el Gobierno Regional de Arica y Parinacota a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), en el que se busca concientizar, transferir y apropiarse de conocimientos sobre tecnologías ancestrales, como la de los atrapanieblas, para capturar agua de la camanchaca, destinada a abastecer a comunidades rurales de la región.

Desde el pasado 19 de octubre estudiantes de la Escuela Darío Salas (F-3) y del Liceo Agrícola «José Abelardo Nuñez Murúa”, han participado de un ciclo de talleres experimentales en los que pudieron trabajar con distintas mecánicas relacionadas a la gestión del agua. Esto, con la idea de que pudieran experimentar, por sus propios medios, lo que la ciencia ha descubierto sobre este vital elemento y cómo se ha trabajado en la obtención y su cuidado. De esta manera, se busca concientizar acerca de la importancia del agua y motivar a los jóvenes a acercarse a la ciencia.

Apropiarse de la ciencia a través del ciclo del agua

El profesor Carlos Rodríguez, quien es parte del equipo interdisciplinario del FIC, está desarrollando una serie de 32 talleres para estudiantes de educación básica y media en tres establecimientos rurales de la región. En ellos, los niños, niñas y adolescentes (NNA) están repasando lo que es el ciclo del agua, el método científico y el estudio de los estados de la materia, temas que complementan y enriquecen la enseñanza escolar y fomentan la concientización y apropiación sobre la importancia de las buenas prácticas y gestión sustentable sobre el recurso hídrico. El ciclo culmina con “guía pedagógica y didáctica para NNA y docentes de zonas rezagadas”. Además, en esta co-creación se rescatará, la cosmovisión del agua en distintas culturas, comunidades y pueblos originarios de las zonas áridas, uno de los objetivos centrales del proyecto FIC.

“Desde mi labor como docente investigador considero relevante y fundamental la vinculación del mundo científico con la comunidad, en donde la Universidad de Tarapacá tiene un compromiso de vinculación con el medio para impulsar la elaboración de proyectos con impacto directo en la comunidad local, contribuyendo así a la alfabetización científica de los niños, niñas y adolescentes de la región”, comentó el profesor Rodríguez.

Uno de los cursos participantes fue el quinto básico de 40 estudiantes, de la Escuela Darío Salas dirigidos por la profesora Mikaela Carrasco, quienes pudieron experimentar lo que significa la investigación científica utilizando hielo, vasos precipitados y cronómetros, y haciendo observaciones acerca de los cambios físicos del hielo a temperatura ambiente, sacando sus propias conclusiones acerca de lo observado.

“Como profesora de ciencias puedo decir que considero que las iniciativas que buscan acercar el trabajo de obtener agua de la camanchaca a los jóvenes en Arica son muy valiosas desde una perspectiva pedagógica, ya que en nuestra ciudad es provechosa la cantidad de camanchaca que tenemos durante todo el año y que de esta forma sea utilizada para obtención de este recurso renovable. Estas iniciativas permiten que los jóvenes conozcan de cerca el proceso de obtención de agua y comprendan la importancia de este recurso vital para la vida. Además, fomentan el aprendizaje práctico y la conciencia ambiental, lo cual es fundamental para formar ciudadanos responsables y comprometidos con el cuidado del medio ambiente”, comentó la profesora Carrasco.

El segundo medio “A” del Liceo Agrícola, conformado por 34 estudiantes, fue el primero de educación media en formar parte de estos talleres, sobre cuya experiencia el profesor de ciencias del liceo, Eliseo Dávila, comentó que “en la región el agua es uno de los temas complicados, porque como recurso es vital para la parte agrícola. Aquí en el valle hay ocasiones donde se experimentan cortes de agua, y por eso es interesante que se vean este tipo de proyectos. Pienso que los estudiantes conocen muy bien la situación del recurso hídrico porque muchos son hijos de familias que trabajan en la agricultura, ellos tienen esa primera impresión, por lo que es interesante que puedan manejar la información sobre estos mecanismos para obtener agua de otras fuentes como lo es la niebla”, concluyó.

Hasta el momento se han realizado cuatro talleres experimentales en el Valle de Azapa, pero está contemplado llevar a cabo esta iniciativa en escuelas de enseñanza básica del valle de Codpa y Caleta Camarones, con un total de 8 talleres para cada establecimiento. Esta actividad cierra con la entrega de diplomas a cada participante en una ceremonia a futuro.