Noticias

Errores del municipio llevaron a determinar cierre definitivo del Casino Arica

Tras sostener una reunión de trabajo con la superintendenta de Casinos y Juegos, Vivien Villagrán, el senador José Miguel Durana y el diputado Enrique Lee lamentaron el inminente cierre del Casino Municipal de Arica que derivará en el término de un espacio de esparcimiento local; en el despido de un centenar de trabajadores y en la cesación de entrega de tributos e impuestos territoriales directos para que el municipio y el gobierno regional generen obras de desarrollo de la ciudad.

En diciembre de 2017, el alcalde, Gerardo Espíndola, como representante del municipio, debía extender de manera indefinida el contrato con el concesionario del recinto a la espera que este fuera llamado a licitación, por parte de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), según lo establecía la ley 19.995 de 2005, sin embargo, lo hizo por 2 años, a diferencia de los otros casinos municipales que estaban en las mismas condiciones de ser traspasados, vía licitación.

Dos años más tarde, el 27 de diciembre de 2019, la Corporación Edilicia efectuó modificaciones del contrato de concesión municipal, pretendiendo extender el período de duración hasta los 30 días anteriores a la fecha en que el nuevo operador adjudicado estuviera en condiciones de iniciar sus actividades.

De esta forma, eliminó expresamente el plazo de dos años; extendiéndose así la concesión más allá del tiempo estipulado en la prórroga original; todo ello en contravención con el principio de juridicidad que llevó a su competidor directo Casino Luckia a denunciar esta situación a Contraloría y Tribunales, el que determinó la ilegalidad, obligando el cierre definitivo del establecimiento municipal.

El diputado Lee lamentó que se terminara con una de las obras más grandes que tiene Arica, un patrimonio incalculable, al mismo tiempo que cuestionó su defensa por parte del alcalde Gerardo Espíndola. “Seguramente, va a ser motivo de un análisis profundo de acuerdo a las normativas legales y de las actuaciones administrativas del jefe edilicio, pero lo cierto es que hoy hay un sentimiento de pesar porque es muy probable que definitivamente la ciudadanía deje de contar con este patrimonio que nos hizo atractivo”.

El senador Durana manifestó que la negligencia en que ha incurrido la Municipalidad fue premeditada por Espíndola, porque en el proceso de licitación que realizó la Superintendencia de Casinos no hizo ningún esfuerzo por entusiasmar a un oferente, considerando que la ley contempla que la Municipalidad era clave en la oferta de negocios, pero no estuvo nunca disponible la actual infraestructura del Casino.

En este contexto, criticó que el alcalde no haya pensado ni en los trabajadores, ni en el turismo, ni en la economía e historia de la ciudad, recordando que en su programa de campaña del año 2017 Espíndola mencionaba textual que “Arica es la única región de Chile sin un Centro Cultural, por ello iniciaremos un plan de revisión para la recuperación del edificio del Casino, como Centro Cultural, a fin de devolver el propósito inicial para el cual fue construido por la Junta de Adelanto”.

El parlamentario gremialista agregó que Arica ha luchado mucho por ser una ciudad turística y el Casino Arica, por años, ha generado sustanciosos ingresos directos a la ciudad los que indudablemente se dejarán de percibir una vez que se proceda a su irreversible cierre, debido a la mezquina promesa electoral.

“El problema es que el alcalde cometió un tremendo error en 2017 y un vicio de ilegalidad en 2019 que terminan extinguiendo definitivamente el Casino Arica, sin la posibilidad de que fuera licitado por alguna cadena de la industria para reactivar la alicaída economía y turismo regional como ha sucedido en las otras ciudades que tenían casinos municipales”, afirmó Durana, lamentando la falta de empatía de Espíndola con la ciudad.

PRESENTACION A LA JUSTICIA

El jefe comunal hizo una presentación ante los Tribunales que dictaminaron el fallo de cierre perentorio, solicitando la prórroga de esta determinante decisión y la Superintendencia de Casinos y Juegos está a la espera que se resuelva, sin embargo, la pérdida del casino no tiene reversa, solo está ganando tiempo y una vez que resuelva el tema legal se procede al término de sus funciones y cierre definitivo de Casino Arica.

A %d blogueros les gusta esto: