Noticias

Dirigentes de la pesca expusieron demandas en el Senado

Durante la discusión del proyecto de ley que modifica la General de Pesca y Acuicultura que permite a los pescadores artesanales desempeñarse como patrón o tripulante en cualquier región del país, dirigentes pesqueros del país expusieron en la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, apoyados por los senadores José Miguel Durana y José Miguel Insulza.

En la ocasión expusieron de manera presencial y telemática por la ciudad de Arica, el presidente de Sipabarca, Alberto Olivares, en representación de los pescadores artesanales; el dirigente de los Armadores Artesanales, Guido Rojas, el representante del Sindicato de Tripulantes Artesanales Interempresas, Claudio Faúndez.

Olivares mencionó que de aprobarse el proyecto de ley que permite la movilidad de los pescadores hacia otras regiones del país, se afecta a más de 600 personas entre motoristas, tripulantes y patrones regionales, lo cual los tiene bastante nerviosos, agregando que ya hay tripulantes de la zona sur trabajando en Arica, pasando a llevar la normativa vigente.  

El senador Durana comentó que el sector pesquero ya se vio golpeado fuertemente tras el fallo de La Haya en donde se perdió varias millas de mar afectando principalmente a Arica, porque hay menos recursos pesqueros y por ende, menos puestos de trabajo, por lo mismo, se hace necesario cuidar los recursos marítimos existentes en la región, considerando que además existe una competencia indiscriminada por parte de Perú.  

“Por años se ha estado fortaleciendo la pesca artesanal local, con distintas herramientas como recursos, capacitaciones y entrega de equipamientos, por lo mismo, se debe buscar un punto de encuentro que no les afecte y para esto, el Servicio Nacional de Pesca debe generar las condiciones de diálogo entre quienes buscan la movilidad y quienes se afectan con esta”, precisó el senador Durana.

Por su parte, Insulza manifestó que en todo el país la pesca ha tenido problemas, porque hay mucho más pescadores que plazas de trabajo y, ante esto, se ha pretendido solucionar con la movilidad de pescadores entre regiones, distintas a la que están inscritos, lo que es muy perjudicial para las zonas extremas.

“Dicho lo anterior, se han hecho de una nueva martingala como es el comprar las naves en Arica trayendo mano de obra desde otras zonas del país, lo que es una amenaza muy grande para los pescadores de la región, sobreexplotando el recurso y depredando con pesca ilegal, por lo que esta Ley sería un abuso para las regiones como la nuestra”, expresó el legislador.