Opinión

Día Internacional de la Mujer: El rol y cambio en la industria de la moda para representar a mujeres reales.

Por Yamalat Rischmaui, gerente comercial de BraStore.cl

En el contexto del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora cada 8 de marzo en honor de todas aquellas mujeres visionarias de fines del siglo XIX que, en Estados Unidos, realizaron importantes manifestaciones, siendo su principal objetivo mejorar las condiciones laborales, salariales y el derecho al voto, hoy vale la pena repasar que nuestro clamor va mucho más allá.

Actualmente, las mujeres exigimos respeto, ser valoradas, caminar tranquilas por las calles sin ser víctimas de acoso y que, de una vez por todas, se nos deje de exigir cumplir con cánones de belleza preconcebidos que escapan de lo que somos; estereotipos que han causado tanto daño a distintas generaciones. Como antecedente y según estudios realizados por la Universidad Católica de Chile, al año 2021, los trastornos alimentarios aumentaron un 30% entre adolescentes chilenos; el riesgo a padecer este tipo de trastornos afecta alrededor del 12% de los adolescentes chilenos, con mayor prevalencia en mujeres, según evidencia del mismo estudio.

La industria de la moda ha contribuido fuertemente a potenciar esos parámetros de belleza que poco o nada se acercan a la realidad. Caso contrario es la evolución que ha tenido la industria de la ropa interior, a la que conozco muy de cerca, y que desde hace décadas está mirando a la mujer en su individualidad, respetando su esencia y entendiendo que nosotras somos las únicas dueñas de nuestro destino.

Conceptos como el ‘Body Positivity’, han contribuido a mostrar la esencia de la mujer multitasking -la que es profesional, madre, hija, amiga y esposa a la vez- y es una ruta que desde hace mucho antes la moda de la ropa interior viene construyendo, una industria que me enorgullece ya que crea, piensa y entrega opciones para absolutamente todo tipo de mujer. Si bien la coquetería propia y sensualidad intrínseca de la ropa interior sigue presente, ya que ese es su gran poder, es más funcional y camina con nuestro género a la par.

Como mujer, y líder en un e-commerce multimarca experto en ropa interior femenina, celebro este cambio. Sin embargo, somos nosotras mismas las encargadas de empoderarnos, romper estereotipos y validarnos ante la sociedad, ninguna ley o medida tomada por terceros podrá superar lo que nosotras mismas percibimos de nuestro género.