Noticias

Detienen a sujeto que comercializaba cableado eléctrico sustraído en avenida Tucapel

El hombre se encontraba vendiendo 25 kilos del material robado la semana pasada frente al estadio Carlos Dittborn.

El intenso trabajo realizado por las policías de Arica permitió detener a un sujeto como autor de receptación flagrante, al ser sorprendido vendiendo parte del cableado sustraído al sistema de iluminación pública en avenida Tucapel.

Personal de la Brigada Investigadora de Robos de la PDI tomó contacto con la Municipalidad de Arica, luego de realizar un operativo en un local comercial de Cerro Chuño que almacenaba 25 kilos de cable de cobre, propiedad de la administración comunal y de la CGE.

José Guzmán, jefe de la Oficina de Iluminación y Semáforos de la Municipalidad de Arica, indicó que la PDI tomó contacto con él para identificar los elementos. Tras llegar a la unidad policial, confirmó que el cableado pertenecía al último robo realizado frente al estadio Carlos Dittborn y que significó la sustracción de 1.000 metros de material.

Efectivamente es parte de nuestro cable de alumbrado que ha sido sustraído en diferentes puntos de la ciudad. En este caso, si bien es cierto todo el largo que robaron ahí fueron alrededor de 1.000 metros, se trata de un tramo pequeño. Eso querría decir que están vendiendo de a poco el cable, no todo el rollo junto porque saben que existe mayor fiscalización en torno al comercio ilegal de estos elementos”, manifestó.

La investigación está enmarcada dentro de la mesa de trabajo que distintos organismos conforman para tratar el aumento de robos de cables en la comuna. En este sentido, Guzmán valoró los esfuerzos realizados por PDI, Carabineros y Fiscalía, quienes han intensificado las pesquisas para dar no solo con los ladrones, sino con quienes receptan estos elementos que afectan a miles de familias ariqueñas.

Indicamos a la PDI que habíamos sufrido más robos durante la semana, y ellos están muy pendientes del asunto, fiscalizando. Existe un trabajo mancomunado de inteligencia que permite establecer que los negocios de venta de chatarra ya no estarían comprando, sino que lo están guardando en otro lado. Están utilizando diferentes maneras para esconder las especies”, sentenció.