Noticias

Delegación Presidencial y organizaciones civiles establecen criterios por reapertura de fronteras y su impacto en la población migrante

En el marco de la apertura de las fronteras terrestres para el ingreso de personas, este 1 de mayo, el Delegado Presidencial Regional, Ricardo Sanzana Oteíza, convocó a las instituciones y organizaciones de la sociedad civil que trabajan con personas migrantes para establecer criterios y coordinaciones respecto al impacto del proceso, en apego estricto a la normativa legal en materia de derechos humanos y en resguardo de los niños, niñas y adolescentes como principal preocupación de Gobierno.

Este trabajo asociativo y colaborativo que encabezó el Delegado Sanzana, contó con el alcalde de Arica; Gerardo Espíndola; el director nacional del Servicio de Migraciones, Luis Eduardo Thayer y el encargado de la Macro Zona Norte de la Unidad de Controles Fronterizos del Ministerio del Interior, Germán Barraza. Además, participaron los y las seremis de Desarrollo Social y Familia, Silvana Durán; Justicia y Derechos Humanos, Camila Rivera; Salud, Leonardo Valenzuela; y Transporte, Pablo Maturana.

En el encuentro se abordaron temáticas de forma descentralizada, para evaluar según la realidad regional las medidas implantadas por el Gobierno y cómo éstas se proyectan en el territorio. 

“A través de esta Mesa de Coordinación queremos incorporar a todos los sectores en torno al ingreso de personas a nuestro país. Es importante informar a las organizaciones relacionadas con migrantes la bajada regional entendiendo la particularidad del territorio y sus distintas miradas”, resalto el Delegado Presidencial.

Sanzana agregó que el Gobierno estableció requisitos migratorios a través del Plan Fronteras Protegidas para el ingreso a Chile de turistas y nacionales de Venezuela, Haití, República Dominica y Cuba, quiénes deben contar con una Visa de Permanencia Transitoria emitida por el Consulado del país de origen.

ORGANIZACIONES 

Los requisitos fueron analizados por las instituciones que trabajan por las personas migrantes, como Acnur, Oim, INDH, Servicio Jesuita Migrante, Defensoría de la Niñez y la Municipalidad de Arica, entre otras. 

Por su parte, Gerardo Espíndola, alcalde de Arica, señaló que la reapertura de la frontera se debe abordar de manera integral y considerar una serie de otros elementos que son externalidades para regiones fronterizas y territorios fronterizos, como es el caso de Arica.

“Acá tenemos que velar porque esta crisis impacte lo menos posible en la comunidad, en los vecinos y vecinas y, por otro lado, tener la mirada de quienes hoy están sufriendo esta situación de precariedad y están huyendo finalmente de su país”, indicó.

En tanto, como servicio encargado de coordinar esta mesa, la seremi de Desarrollo Social, Silvana Durán, indicó que este espacio es un aporte para la reflexión en torno a la población migrante. 

“Debemos tener una respuesta unida y colectiva frente a la temática de migraciones. Entendemos que hay mucha inquietud de la población en general, pero el espíritu de este Gobierno nos convoca a tener una respuesta solidaría, ciudadana, participativa y colaborativa”, subrayó. 

Finalmente, respecto a los compromisos establecidos, Durán indicó que se establecieron monitoreos, proyecciones y revisiones desde la visión ciudadana con el fin de atender los nudos críticos «para que el proceso migratorio genere menor impacto en los niños, niñas, adolescentes, las familias y las mujeres que vienen en busca de mejoras en su vida». 

A %d blogueros les gusta esto: