Profesores del liceo A-5 Jovina Naranjo Fernandez acusan condiciones indignas de sala a que fueron destinados tras toma del establecimiento

Noticias 13 de marzo de 2020 Por Prensa24

vlcsnap-2020-03-12-16h32m05s224

Condiciones indignas y de hacinamiento acusaron los integrantes de la comunidad educativa  del Liceo A-5 “Jovina Naranjo Fernández”, acerca de la sala a la que fueron destinados tras la toma del establecimiento por parte del estudiantado, determinación que adoptó la jefatura del Servicio Local de Educación.

La sala a la que hacen alusión está ubicada al interior de la “Escuela Francia”, en donde funciona el Liceo A-1 “Octavio Palma Pérez”, y corresponde a una bodega y  acopio  de basura.

De la situación, dirigentes gremiales  dieron cuenta a los Consejeros Regionales Alejandro Díaz y Sergio López,  quienes concurrieron con el fin de cerciorarse de la situación, mostrando testimonio gráfico al respecto.

“Pedimos mejores condiciones en la cual nos sintamos un poco más dignos, como personas, y poder soslayar el movimiento estudiantil que está sucediendo en la ciudad, y no es nuestra culpa de que los estudiantes se hayan tomado el liceo“, manifestó Omar Ponce, dirigente de los docentes.

“Nosotros como asistentes de la educación nos sentimos muy mal, estamos con un olor desagradable, nos sentimos humillados, menoscabados, y no entendemos las razones”, agregó  Luis López, psicopedagogo.

En tanto, ambos consejeros luego de escuchar a los representantes gremiales, anunciaron los pasos a seguir.

“Y le hago un llamado al Director del Servicio Local de Educación, que a la fecha ha hecho caso omiso de nuestro requerimiento (…), por lo que me he comunicado  con la Jefa de Gabinete del Intendente, con el fin establecer una reunión para, entre otras materias,  precisar de qué forma serán tratados los profesores cuando los establecimientos hayan sido tomados”, resaltó Díaz.

“Lamentablemente el señor Lecaros no está cumpliendo su función como corresponde, me da la impresión que viene como un dictador, ya que no puede mandar a los profesores, independiente de que los niños se hayan tomado el liceo, y asignarlos en donde ya funcionan tres establecimientos, en condiciones indignas”, concluyó López. 

Cabe consignar que en total son 150 personas  las que fueron destinadas  al recinto, en donde deben cumplir horario, quienes esperan a la brevedad que se resuelva tan desacertada determinación. 

Te puede interesar