Con bailes, música y buenos deseos para la región Conadi celebró un nuevo Martes de Ch´alla

Noticias 06 de marzo de 2019 Por
La Seremi de Desarrollo Social, sus servicios relacionados y otras entidades, agradecieron a la pachamama y pidieron por un próspero 2019.

challa8

La Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) y las Comunidades Indígenas de Arica y Parinacota, celebraron el fortalecimiento de las costumbres y tradiciones de los pueblos, en un nuevo Martes de Ch´alla, en el contexto de los Carnavales o Anata.

A la actividad asistieron los seremi de Desarrollo Social Roberto Erpel, de Educación Lorena ventura, de Cultura Enrique Urrutia, de Salud Claudia Torrealba, de Energía Cristián Fuentes  y los directores regionales de Conadi Emiliano García, de Fosis (S) Marcelo Soto y de Injuv Clara González. 

“La fiesta de la Anata, que en aymara significa “juego”, es de tradición prehispánica, es un tiempo de alegría o kusisiña. En la Anata se manifiesta la relación que se da entre el jaqi (persona), la Naturaleza y la divinidad. Es un tiempo de renovación y regocijo. La naturaleza, las personas y la divinidad juegan el ritual de la renovación, de la creación del mundo y de la naturaleza. En el marco de la Anata se celebra el Martes de Ch’alla, ceremonia y fiesta ancestral andina de reciprocidad con la Pachamama, deidad tutelar a quien se ofrenda con regalos, bailes y cantos”, explicó el nuevo director regional de Conadi, Emiliano García.

Como es tradicional, la ceremonia comenzó con una pawa y tras las palabras y buenos deseos de las autoridades, se presentaron las agrupaciones Codpa Valle Querido, Centro Social Cultural Llipi Llipi de Putre, Hijos de Guallatire, Asociación Indígena Jardín Florido de Ticnamar, Asociación Indígena Hijos de General Lagos, Asociación Indígena Volcán de Guallatire, todos al ritmo de la tarqueada Monte Azapa.

"Agradecemos a la Pachamama por sus frutos y la cosecha y le pedimos fuerzas para seguir trabajando, como nos instruyó nuestro Presidente Sebastián Piñera, en el desarrollo social y económico de nuestras comunidades indígenas, respetando sus derechos y cultura ancestral", explicó el seremi de Desarrollo Social, Roberto Erpel.

La ch’alla consiste, básicamente, en alimentar a la Pachamama con ofrendas  rituales, cantos y bailes. En la ciudad se ch’alla adornando una propiedad (casa, negocio, automóvil, etc.) con serpentinas de colores y rociando alcohol, pétalos de flores y confites en las esquinas de la misma. Un elemento muy común en la ch’alla es la mesa o apxata: un colorido altar donde se realizan ofrendas a la Pachamama. La apxata está cubierta por un aguayo y/ o Lliclla y lleva, hoja de coca, frutas, caramelos, confites, vino, alcohol, pétalos de flores, serpentinas, etc.

Te puede interesar