Noticias

Consejero Regional, Ex alcalde y ex diputado, Iván Paredes, presentará querella por injurias y calumnias graves con publicidad contra pdta regional la Federación Regionalista Verde Social

Frente al comunicado de Prensa y graves acusaciones infundada por una parte de la directiva Regional de la Federación Regionalista Verde y Social (FRVS), el actual Consejero Regional, Ex alcalde por Arica y ex diputado, Iván Paredes, presentará una querella criminal por injurias y calumnias graves con publicidad en contra de: Pilar Campos, Ramón Aravena, Marcos Ramos y Alejandra Tapia en defensa de su honra garantizada en la Constitución Política de la República.

El Consejero Regional, Iván Paredes, sostiene que “ Dadas las falsas imputaciones que se me adjudican en una declaración pública enviada a los medios de comunicación, vengo en declarar que son de una falsedad absoluta, por lo que en defensa de mi honra y la de mi familia, de mi imagen pública, construida en más de 20 años como servidor público, recurriré a los Tribunales de Justicia para que las citadas personas prueben las acusaciones, por lo demás, falsas, de las que he sido víctima”

Además, la autoridad regional sostiene que “Estoy preparando con mis abogados la presentación de esta querella en las próximas horas. Afortunadamente en este país existen Tribunales de Justicia y derechos ciudadanos que deben ser respetados, lo que estamos presenciando es una caricatura de un tribunal supremo que curiosamente sin un debido proceso, “condenan” a un conjunto de personas, sin un juicio previo, sin ser escuchados y con difamaciones gravísimas con publicidad”

Par finalizar, el Consejero Regional Paredes indicó y acusó “lo que está sucediendo en el partido (FVRS) en Arica, es la extrapolación de un conflicto de tipo nacional, en que la “sagrada familia” del señor Jaime Mulet y la señora Flavia Torrealba pretenden administrar y manejar un partido político regulado por la ley (de partidos políticos) a la que deben someterse todas las instituciones de este tipo, como un bien de su propiedad, pasando por encima de los principios esenciales de toda organización política en un Estado de derecho, en que las decisiones y, políticas que desde ahí se implementen sean consensuadas y debatidas colectivamente y no en reuniones privadas entre 4 paredes”