Noticias

Alcalde de Arica frente a baja en ingreso de migrantes indocumentados: “Es una buena señal, pero el estado no se debe relajar”

Por primera vez en los últimos siete años, Chile registra una leve baja en el número de ingresos por pasos no habilitados al país. Según informó la PDI a nivel nacional, la baja corresponde a un 5% en relación con el año 2021, el año con las más altas cifras de ingreso irregular hacia Chile.

Una noticia alentadora, según indicó al respecto el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, pero que en nada significa que debemos relajarnos. “Entre los años 2018 y 2021 tuvimos un desborde migratorio en nuestro país, las cifras muestran un crecimiento de sobre un 200% y que no paraba de aumentar, era asfixiante”.

Junto con ello, manifestó que “por eso, al ver que este 2022 se redujo este crecimiento, nos da esperanza que se puede avanzar hacia un control real, pero aún es prematuro sacar cuentas alegres”.

A nivel nacional, en 2021 hubo 56.586 ingresos, contabilizados entre las denuncias y autodenuncia, mientras que en 2022 se redujo a 53.875 personas. En el caso de Arica y Parinacota, en 2021 se registraron 5.572 ingresos irregulares, bajando para el año recién pasado a 2.314 casos. En Tarapacá la situación es distinta, registrando un aumento en el número de denuncias de migrantes indocumentados.

En los últimos meses del año pasado hubo un aumento de reconducciones por la frontera chileno-peruana, según informó Carabineros a la ministra del Interior, Carolona Toha, en diciembre pasado.

Dichos números triplican el promedio de los primeros trimestres. “Por ello, es importante que el estado no se relaje en proteger las fronteras, la presión migratoria sigue y puede aumentar, y frente a ello, se debe estar con todas las herramientas dispuestas para alcanzar el control”, declaró Espíndola.

Por último, el jefe comunal de Arica fue enfático en indicar que es urgente que salga pronto del Congreso la Ley de Infraestructura Crítica, que le entregará al Ejército más atribuciones para el resguardo de las fronteras.

Es una buena iniciativa del Gobierno, que en el norte necesitamos que comience a aplicarse ya. Requerimos un Ejército activo para el control migratorio y sobre todo para la protección de las fronteras ante el ingreso de bandas, cárteles y mafias”, sentenció el alcalde de Arica.