Noticias

120 estudiantes y docentes de la Escuela Rómulo Peña fueron invitados especiales al Circo de los Hnos. Maluenda

La actividad se enmarcó en nuevos métodos de aprendizaje, sobre todo en base a la neurociencia.

Experto en la neurociencia, el doctor en medicina Francisco Mora postuló que “el cerebro sólo aprende si hay emoción”, por lo mismo, “no se trata de fomentar las emociones en el aula, sino de enseñar con emoción”.

Gracias a esa misma premisa de aprendizaje del experto español, es la que desde hace un tiempo implementan los docentes de la Escuela Rómulo Peña Maturana (Slep Chinchorro) en su Unidad Didáctica. lo que les valió la invitación a una jornada en el Circo de los Hermanos Maluenda.

En total fueron 120 niños, niñas, docentes y asistentes de aula quienes asistieron a una función, donde interactuaron con distintos artistas a través de un espectáculo circense hecho especialmente para ellos.

Andrea Martínez Morales es la encargada de Convivencia Escolar del establecimiento público y asegura que el trabajo con la neurociencia es una de las “formas de reencantar a nuestros estudiantes con la escuela”.

Dijo que la labor se realiza a través de la motivación y emoción, dado que son elementos claves para que se genere el aprendizaje. “Como unidad educativa, trabajamos diariamente para entregar un ambiente cálido, seguro y motivante para nuestros estudiantes. Es por ello que actividades como ésta contribuyen al bienestar emocional de nuestros niños y por ende, a una mejor predisposición hacia el aprendizaje”.

CONTENIDOS CURRICULARES

                Finalmente, Lorena López, jefa de UTP de la Escuela Rómulo Peña, puntualizó que la actividad se enmarca en una unidad pedagógica diseñada y articulada con los diversos contenidos curriculares, presentes en los planes de estudio y planificaciones que se generan “con el fin de otorgar a nuestros estudiantes, metodológicas lúdicas, entretenidas y didácticas que capturen su atención”, dijo la docente.

A %d blogueros les gusta esto: